viernes, 20 de octubre de 2017

Capítulo 2.175. Banderas camaleónicas

He de reconocerlo. Lo que más me ha indignado en toda esta guerra de banderas, es que los que más presumen de la rojigualda, los que nos han invitado a usarla como símbolo de amor y unión a de la patria, son los que no tienen reparo en cambiarla por otra cuando les interesa.
Y los crédulos, dormidos, soñando con la bandera de la Tierra de Jauja.

jueves, 19 de octubre de 2017

Capítulo 2.174. Tic tac

Avanza el reloj forzado por lo inevitable. Y es que al nacionalismo catalán no le han dejado otra opción que declarar la independencia, porque, ¿cómo van a decir lo contrario con dos de los suyos en la cárcel?
Los pasos de este gobierno español, que se nos presenta como dialogante, fueron la prohibición, antaño, de ejercer la palabra con un voto no vinculante; la prohibición de hacer un referéndum más adelante, la represión, el encarcelamiento de gente...
Una vez más, el Gobierno de Rajoy ha demostrado que sólo sabe jugar a imponer, sin hablar, sin dialogar, haciendo abuso de mayorías absolutas que le regalan los Pedro Sánchez y los Albert Rivera de turno.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Capítulo 2.173. Independencia del Poder Judicial

Curiosa la manera que tiene este gobierno de resolver los problemas:
Que Galicia arde por todos sus lados, esperamos a que llueva.
Que Cataluña avanza, a pasos agigantados, hacia la independencia, le echamos a la Justicia.
Que los ciudadanos se distancian del Gobierno y su forma de actuar, les contamos que no va a haber dinero para las pensiones.
Y los españoles, cada vez más españoles y mucho españoles.

martes, 17 de octubre de 2017

Capítulo 2.172. ¡Mierda!

"El PSOE es una mierda" -me dijo con una pizca de rencor y amargura en la mirada-. "Nos ha traicionado. Se ha vendido al PP y a la banca, como siempre. A la Caixa, al Sabadell, al Santander..."

"Nos va a dejar tirados para ganar algunos votos en España y no le hacía falta. Bastaba con que se enfrentara a Rajoy, con que presentara la moción de censura. Entonces sí se comía a Podemos y sí subía en escaños. Pero así no, porque así sigue siendo el mismo brazo del PP. Sigue siendo Susanita, González, Guerra y todos aquellos que se olvidaron el socialismo en el camino. O que lo cambiaron por engordar la cartera."

"Yo votaba NO. Ahora quiero independizarme de Madrid, de Rajoy y de Pedro Sáncez, que son lo mismo."

Alguien debería reflexionar. Pero no lo hará, acomodado como está en las promesas que nunca ha cumplido.

lunes, 16 de octubre de 2017

Capítulo 2.171. El 155

Me cuentan que, a las puertas de la Moncloa, hay una manifestación de artículos de la Constitución que no se cumplen.
Me dicen que el derecho al trabajo, a la vivienda digna, a la sanidad pública, gratuita y de calidad... están exigiendo que les miren, para ver si les ven, porque parece que no existen.
Me explican, que tanto que se habla ahora de la reforma de la Constitución, que miremos a ver si se hace para castigar a los que no la cumplen, por más presidentes del gobierno que se digan ser o más líderes de la oposición que pretendan ser.

Me creo que todo ha sido un sueño. ¡Lástima!

domingo, 15 de octubre de 2017

Capítulo 2.170. Más vale prevenir...

Artículo y chiste para http://salamancartvaldia.es/
Con esa sabiduría que tienen los que nunca han escrito un libro, pero acumulan enseñanzas en la memoria, Alberto, parroquiano del bar de Emilio, nos ofreció una lección magistral el otro día en el bar de Emilio.

Fue ese día extraño del sí, pero no a la proclamación de la independencia de Cataluña. Todos conjeturamos lo que haría el gobierno de Mariano Rajoy, y casi de manera unánime nos decantamos porque aplicaría el artículo 155. Fue ahí cuando Alberto, a sus 91 años, exclamó, “si no hubiese estudiado tanto, pero hubiese escuchado más, sabría que más vale prevenir que curar” y no pudimos por menos que aplaudirle.

Estábamos todos de acuerdo en que el gobierno de España ha entrado en la deriva del curar, sin haber trabajado la prevención. Claro, que eso no nos supuso sorpresa alguna, conscientes como somos de que las curas a veces dan más votos que el zanjar los conflictos con prontitud y eficacia.

Rajoy podrá tiritas en las heridas. Intentará hacernos creer que ha sanado a España en su enfermedad. El problema es que una parte de esa España, la que no quiere serlo, quedará llena de cicatrices y las verá cada vez que mire su cara en el espejo. Esas cicatrices le recordarán, quizás para siempre, la razón por la que un día intentó marcharse de España.

Los males del corazón, no se curan con tiritas” fue la última fase que dijo Alberto antes de que Emilio nos pusiera otra ronda.


“¡La casa invita!” y nos alejamos de la mercromina, el algodón y el agua oxigenada.

sábado, 14 de octubre de 2017

Capítulo 2.169. Lo importante.

Los derechos de la gente se aplastan con la derecha de los jefes.
Derechos, hay muchos: a hablar, a la sanidad, a pensar, a la educación, a respirar, a tener energías limpias.
Derecha hay una sola, aunque tiene distintos nombres. En España se le puede llamar Vox, PP, falanges varias... Incluso PSOE. Ese PSOE que da golpes de estado en su propio partido. Ese PSOE partidario del artículo 155, pero que no apoyó ni favoreció el diálogo previo.
En España, como en casi todo el mundo, los derechos son cosa de la derecha.


viernes, 13 de octubre de 2017

Capítulo 2.168. Con el rostro tapado

He visto a tantos indeseables cometer tropelías al amparo de la bandera, que ni sus colores ni sus formas me seducen como para sacar de mí el lado patriótico que debería llevar dentro.
Dame más corazón, a secas, y quédate tú con esa bandera que, dices, te llega al corazón.

jueves, 12 de octubre de 2017

Capítulo 2.167. Fiesta Nacional de España

¡Qué envidia me dan esos países en los que el Jefe del Estado puede venir de cualquier mundo que no sea militar!
¡Qué envidia me dan esos países en los que al Jefe del Estado se le elige y va rotando!
¡Qué envidia!

miércoles, 11 de octubre de 2017

Capítulo 2.166. La pelota

Forzada a ello o por buena voluntad, lo cierto es que Cataluña ha dado un paso adelante pidiendo el diálogo. De un gobierno fuerte se esperaría comprensión y un intento decidido por acercar posiciones.
Del Gobierno de España no se espera nada, salvo hurgar más en la herida, agrandar diferencias y consolidar una ruptura que llevará para siempre la firma de Mariano Rajoy.